Home

ENTREVISTA con el artista plástico Joseba Eskubi (Bilbo, 1967)

Joseba, la primera serie, fase o colección que me llegó ha sido INSOMNIA, así que me gustaría centrar algunas preguntas en ella… y como suscita cuestiones que tienen que ver con el diálogo, ese diálogo profundo con unos antecedentes que asoman como fantasmas, me parece difícil no hablar de influencias.

La serie INSOMNIA es bastante amplia y variada. En un momento determinado aparecen citas de otros autores, incorporándose nuevos estímulos al proceso pictórico. Esta especie de collages no responden a un anhelo paródico ni historicista, sino más bien se trata de destruir el dispositivo narrativo original, descontextualizando las formas e, incorporando nuevas tensiones y giros en la composición. Los cuadros “apropiados” asoman como escombros visuales donde se hace difícil adivinar el sentido inicial de la obra prestada.

Además de las obras o partes de obras que podrían ser objeto de una cita más directa, encuentro otro orden de influencia. Concretamente, hay a veces una desconstrucción de aquello que se cita, acompañada de cierta descomposición, que me recuerda a Francis Bacon.

Siempre me ha interesado la obra de Francis Bacon, concretamente esa tensión pictórica que convierte a sus cuadros en un campo de choque, donde la gestualidad es retenida , solidificada. La descomposición que anida en sus figuras emerge como una descarga eléctrica que destruye las formas y las convierte en algo extraño. En mi proceso suele haber una constante pelea entre la dispersión gestual y el anhelo de contener esa materia. Es como si el azar debiera estar de alguna manera regulado en una estructura, una dirección.

Por otra parte, parece mantenerse una huella de lo religioso en tu obra, huella que no sería tan literal como en El Greco, por ejemplo, o incluso en Chagall o Rouault, sino que emerge como lo que John Caputo llamó “el elemento místico” (The Mystical Element in Heidegger’s Thought, 1986), quizás influenciado por el libro de Friedrich von Hügel (The Mystical Elements of Religion, 1908).

Me interesa que en ocasiones la imagen adquiera un cierto aire apocalíptico, abismal. Últimamente, en la más reciente serie de agujeros, intento que el espacio se convierta en algo hipnótico que succione la mirada hacia un punto central. No pretendo situar estas imágenes dentro de un ámbito religioso específico; se trata más bien de crear una tensión, una expectativa.

¿Cuál es tu experiencia como lector la obra escrita y/o pictórica de William Blake?

William Blake no es un autor que haya tenido una influencia relevante en mi obra. Admiro, sin embargo, su capacidad para la ensoñación.

¿Cómo te relacionas con la herencia del simbolismo, por ejemplo el de Odilon Redon?

El simbolismo me parece que es un movimiento artístico bastante inhóspito y por eso mismo atractivo. Siempre descubro imágenes sorprendentes entre otras muchas quizás demasiado ilustrativas. Concretamente, la obra de Odilon Redon posee una extraña belleza, es como si el color sutil y etéreo de sus cuadros nos condujera a otra atmósfera lejana y remota. Me parece un artista realmente particular, icono de la amabilidad pero al mismo tiempo inquietante.

Me gustaría que hablaras un poco de esa serie visualmente golosa que es Izen. Estoy pensando en las obras intituladas “Vincent”. ¿Las creaste como ejercicio reflexivo, de autoconocimiento, de profundización en la técnica…?

No sé muy bien si estas obras responden a un ejercicio de autoconocimiento. Existe, en todo caso, una sensación de urgencia, de empuje y premura. El proceso deriva, se ramifica y amplía, desbordando en ocasiones el planteamiento inicial. Es el tiempo, finalmente, esa mirada distante despegada ya de la acción, la que determina la viabilidad y continuidad de las diferentes propuestas.
La serie titulada Izen recoge diferentes experiencias y procesos. Por una parte, imágenes bastante figurativas, donde aparecen claramente representados los cuerpos. Otras, más cercanas a lo que podemos considerar un paisaje, un panorama. Y algunas que podrían funcionar como naturalezas muertas donde el objeto está quieto, posado sobre una línea de tierra. Las tituladas Vincent surgen como un humilde homenaje a Van Gogh. Son manos y pies rotos, colgados sobre el vacío.

Uno de los aspectos que más llama la atención es la puesta en común de recursos de la fotografía y la pintura pero también de la escultura. Al visitar reproducciones de tu obra en esa enorme galería virtual que es flickr, ellas aparecen ante todo como producciones fotográficas. Sin embargo, tengo la sensación de que el tipo de escritura dominante es la pintura. ¿Esto es así? ¿Qué papel ha tenido la evolución de esas escrituras y el desarrollo de tu técnica en tu propia formación como artista?

Desde el momento en que las obras se convierten en archivos fotográficos destinados a la red, la escultura, la pintura y las diferentes técnicas empleadas convergen en un mismo formato visual. Pero es precisamente este registro unitario, este mosaico ininterrumpido de imágenes el que permite establecer uniones y cadenas de ideas. Me interesa que haya una especie de flujo, un discurso contínuo que refleje el día a día de la práctica. Es verdad, sin embargo, que la escritura dominante en mi trabajo es la pintura, desde ella parto y a ella vuelvo casi sin saber muy bien dónde he estado.

La cuestión de las influencias, lejos de constituir un reparo o debilidad, son el anverso, la otra cara de la afirmación de una identidad artística – quizá podríamos decir: de un estilo. ¿Qué importancia tiene para tí tu autonomía como sujeto creador? Y si sientes que efectivamente la reivindicas de algún modo, ¿desde que posición lo haces?

Las influencias son inevitables. Desde el momento que utilizas la pintura ya estás en un camino muy andado por otros y desde perspectivas muy diferentes. Miras lo que hay a tu lado, das y recibes porque estás con los demás. Y en cuanto al estilo, a veces se convierte en una forma de construir tu pequeño refugio, una frágil arquitectura de signos y maneras donde descansar en este viaje.

: http://www.flickr.com/photos/josebaeskubi/

2 pensamientos en “Joseba Eskubi

  1. Pingback: Joseba Eskubi « giarmisen

  2. Creo que combina de manera muy acertada ,la fotografia con la pintura .aunque el sentido final ,e inquietante es pintura .Un artista de nuestro tiempo que sabe combinar imagenes con maestria ,y las hace suyas

¿Quieres comentarlo?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s